25.6.11

Drew Darcy


Shrewsbury, Inglaterra, 1976
Artista britanico emergente, crea obras muy sofisticadas y con un estilo propio. Influenciado por artistas como Gerhard Richter, Francis Bacon o Edgard Hopper, Darcy aporta una vision muy moderna en sus obras. Su obra es emintentemte FIGURATIVA, y en ella predomina una intencion de capturar momentos determinados en el tiempo, manteniendo un gran sentido de movimiento y realismo.



De su obra, Drew dice:
"Empleo muchas horas tomando fotografias y buscando referencias. Una vez que tengo material suficiente, manipulo las imagenes usando mi ordenador, para ver mis ideas en la pantalla. Asi puedo vislumbrar como quedara la pieza finalmente, cambiar colores, cortar o pegar. La tecnologia me ayuda mucho y me encanta la idea de poder unir los metodos tradicionales con lo moderno. En cualquier caso, reconozco que nada puede compararse con la magia que crea una pincelada. No hay imagineria digital que pueda acercarse al toque humano. Mas tarde, traspaso las ideas que he desarrollado al lienzo".











AMOR Y PLACER

Desde los labios de tu rostro amado,
prendo mi cálido cuerpo heleno,
poco a poco: el placer, el desenfreno,
entre fuego pasaré a ser tornado;

viaje fugaz de mi vida soñado,
es mi gusto de tu plácido seno,
ojos negros, dicen tu gozo pleno;
deja mi viento tu pelo alisado.

¡Ay! pasión que penetra entre las piernas,
que a veces daña el amor bucólico;
quiero tus lábios en las tardes tiernas,

...los lirios del jardín que deshojamos,
...los dulces besos de ardor platónico,
que al jilguero enjaulado regalamos.

Antonio Pérez






Delicias de mujer

Al calor de una cama perfumada
bajo manta algodón azul granate,
de tu lengua: dulce punta enseñada,
relamiendo mi pene chocolate;

prisionero en los pechos de mi amada,
viene y va de sus labios al gaznate,
salpicando semen en la almohada,
al vencer el éxtasis en combate.

Del suave mordisqueo descendente,
el pájaro fuego que se acurruca,
se empina en su ánimo mas exigente,

y un frío cosquilleo entre pierna y pierna,
fugazmente acompaña hasta la nuca,
el placer que soñara en la vida eterna.

Antonio Pérez.

































*Isabella

1 comentario:

Juan Antonio dijo...

Delicado como el susurro de la seda en tardes antiguas.